Una Misión

¿Tienes una misión clara?

Cuando hablamos de una empresa, decimos que una misión está bien definida cuando contiene estos 3 componentes: Quien eres, que haces y para quien lo haces.

Si lo pensamos bien, es exactamente igual para nosotros como seres individuales, para cada proyecto que emprendemos en nuestra vida, una relación de pareja, una familia, un viaje, etc.

Quien eres, es tu esencia, tus sueños, tus fortalezas y también tus debilidades.

Y definitivamente debe ser lo primero que debes tener bien definido, y lo primero que debe estar en concordancia con cada cosa que hagas. Aunque, eso sea tal vez una de las cosas que olvidamos con más facilidad

Lo siguiente es definir qué haces o harás,y es mejor que te bases en aquello que realmente te apasiona, o que va de acuerdo a lo que deseas lograr en tu vida, y no que sea resultado de lo que otros desean, o lo que crees es más conveniente, sin tomar en cuenta lo que tú eres.

Y finalmente eliges para quien, descubrirás que aquello que te apasiona o te gusta hacer puede ser de utilidad o de valor para muchas personas o empresas, pero debes definirte y ver quién puede estar necesitando o deseando realmente lo que tu tienes para ofrecer.

Y cuando encuentres a esa, persona, grupo o empresa, ajusta tu pasión a la necesidad real de ellos, servir no se trata sólo de tí sino de cómo ayudar al resto.

Me gustaría que podamos ver un ejemplo con una pareja. Imagínate que estás soltero o soltera y piensas en buscar una pareja. Lo primero es que sepas bien quien eres tú, las cosas que realmente te apasionan, que son una parte muy importante y que no debes dejar de lado por ejemplo puede ser que necesitas contacto con la gente, que eres alguien muy sociable, que se siente vivo cuando está con otras personas.

Lo siguiente es ponerte a buscar la pareja y si eres alguien que disfruta de la gente, no podrías buscar una pareja en una librería, o acercarte a alguien que en una fiesta está alejado de todos, porque aunque pueda parecerte algo interesante por un momento, no es parte de lo que eres, y a quien encuentres ahí probablemente no sea a la persona más adecuada para tí.

Podrías pedirle a tus amigos que te presenten alguien que sin importar si es muy introvertido o extrovertido, disfrute de la gente. Y esto ya está ligado a nuestro tercer paso que es a quien. Por mas llamativo que nos pueda ser alguien diferente, es importante que tengas en cuenta quien eres, y qué parte se puede adaptar y que cosa no es negociable. Por ejemplo si te interesas por alguien que es un solitario o solitaria empedernida ¿cómo podrán estar ambos complacidos con la relación? siempre uno tendrá que ceder más que el otro, y cuando es algo esencial para nosotros, sufriremos y haremos sufrir.

Pero imagina que tus amigos te presentan a alguien que es algo introvertido o introvertida, pero que disfruta de las personas, tal vez no sea el alma de la fiesta, pero realmente disfruta de conocer a nuevas personas, de compartir con amigos, etc. Esto es bueno porque hay una semejanza muy importante, pero imagina que tu eres del tipo fiestero, que gustan de reuniones con música, tragos, muchas risas y tu pareja mas bien disfruta de reuniones más tranquilas en las que básicamente se pueda tener una buena conversación. Cómo lo esencial que es disfrutar a las personas, se cumple, lo otro es un tema de adaptación, pueden llegar a un acuerdo de hacer una reunión tipo fiesta solo una vez al mes o cualquier acuerdo al que puedan llegar, esas son las adaptaciones al servicio que debes estar dispuesto(a) a hacer.

Estas reglas se deben seguir para cada decisión importante: para el trabajo que vas a elegir, los amigos, el lugar donde vivirás, etc. Si no las tenemos en cuenta puede ser que muy pronto nos perdamos y nos desviemos del camino y eso traerá insatisfacción y dolor.

Me despido hasta la próxima publicación

#mision #misión #misioncalra #metas #objetivos

Entradas destacadas
Entradas recientes