Cómo encontrar tu lugar en el equipo


Como me gusta tener múltiples fuentes de aprendizaje a veces veo Animal Planet o National Geographics buscando comportamientos interesantes entre los animales. Y me enteré de algo muy interesante sobre los leones y sus equipos.

No es por gusto que el León se ubica arriba en la cadena alimenticia. Es uno de los felinos que mejor trabaja en equipo. Mencionan en el especial que cada león cumple una tarea específica dentro del equipo

Y aunque muchas veces nos parezca que el león macho es algo holgazán, porque son las hembras las encargadas de cazar, la verdad es que el macho se queda a cuidar a su equipo para defenderlo de posibles depredadores que vienen a quitarles la presa, y está atento para, de ser necesario, ayudar a matar a la presa, debido a que es más fuerte.

Las hembras por su parte se reparten las tareas, están las que espantan a las manadas de manera que queden al descubierto las presas más fáciles (débiles) y están las de ataque, que son normalmente las que matan.

Cada león cumple con una función dentro de la cacería, lo cual les permite especializarse en lo que hacen. Pero lo que más me sorprende es que cada quien elige su rol, y podemos ver que no se equivocan.

Pero ¿cómo saben los leones cuál es su lugar en el equipo? la respuesta es tan simple que la pasamos por alto, lo saben por los juegos. Los leones de pequeños pasan mucho tiempo jugando y así practican lo que instintivamente hacen bien y LES DIVIERTE. Los leones adultos, también juegan, es la forma en la que siguen afinando sus habilidades.

Reflexionando

Muchas veces por tratar de encajar, terminamos adoptando modelos que no nos son naturales, entonces la tarea se vuelve muy pesada y nos perdemos en ese modelo.

Hoy quiero lanzar un desafío: “Busca ser la mejor versión de tí mismo y ayuda a los que te rodean a hacerlo”.

Para hacerlo, tal vez debamos dejar de lado la rigidez y empezar a jugar y disfrutar. Poniendo atención a lo que nos es innato. lo que nos hace sentir vivos y nos hace ser más NOSOTROS MISMOS. Fíjate, también, en los que te rodean: qué los hace sonreir desde lo más profundo y hace que los ojos les brillen; y cuando lo descubras no dejes de animarlos a que lo sigan haciendo.

Si eres padre, profesor o jefe tu labor es desarrollar el potencial de las personas que Dios puso a tu cuidado y no puede haber un desarrollo total intentando ser quien no eres, así que contribuir a que encuentren sus talentos innatos es parte de tu responsabilidad.


Entradas destacadas
Entradas recientes